Taiwán llamando a la luna 台灣呼叫月球

La NASA ha encargado a Taiwán la construcción del módulo de descenso para la primera misión que minará la luna.

Centro de mando de la Organización Nacional del Espacio de Taiwán (2).jpg
Centro de mando de la Organización Nacional del Espacio de Taiwán/ Daniel García

A principios de julio la Organización Nacional del Espacio de Taiwán (NSPO en sus siglas en inglés) y otras instituciones científicas de la isla firmaban un memorándum de entendimiento con la NASA, para desarrollar, entre otros proyectos, el módulo de descenso para la misión Prospector de recursos. Con este acuerdo, el país presidido por Tsai Ing-wen y la institución científica definían la creación de una sonda lunar no tripulada, siendo Taiwán el encargado del módulo de descenso.

La misión Prospector de recursos será la primera misión que minará la luna. El objetivo de tan ambiciosa empresa es extraer agua y otros elementos que se encuentran bajo la superficie lunar. El proyecto de la NASA pretende llevarse a cabo en 2020 y supone un espaldarazo para las tecnologías de utilización de recursos in situ (ISRU en sus siglas en inglés), aquellas que son capaces de encontrar y usar recursos fuera de nuestro planeta. El Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Chung-Shan en Taiwán tendrá que entregar el módulo de descenso antes de octubre del 2018, fecha en la que se llevarán a cabo los ensayos para aprobar el lanzamiento.

_DSC0473.JPG

Réplica del satélite Formosat-5/ Daniel García

Con un presupuesto de unos 50 millones de dólares, la NSPO se enfrenta este año a uno de sus mayores desafíos: poner en el espacio el Formosat-5. El satélite taiwanés es el primero sobre el que la organización ejerce un control completo. Más adelante lanzarán, en un proyecto conjunto con los Estados Unidos, el Formosat-7. El primer satélite es capaz de tomar imágenes asincrónicas de gran precisión, mientras que el segundo (compuesto a su vez por dos cargamentos de seis aparatos cada uno) tendrá como misión tareas relacionadas con la aerología.

Fuente La Vanguardia (Daniel García 丹倪) / Ilustración: Stellina Chen 陳筱涵

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s